Skip links

Influencia del clima en los cultivos de arándano

Los factores meteorológicos son recursos naturales que afectan a la producción agraria. Su influencia en un cultivo determinado, no depende sólo de las características climáticas de la localidad en que esté situado, sino también en gran medida de las condiciones en que se desarrolla la producción. Es decir, tiene tanta importancia el nivel de exposición del cultivo al clima, como el nivel de vulnerabilidad. Los arándanos crecen dentro de una amplia gama de climas, ya que tienen un requerimiento de horas frío que van desde 400-1100. Su temperatura mínima de crecimiento es de 7°C, y su temperatura máxima es de 33°C, su crecimiento es óptimo entre 16 a 25°C,   Los arbustos bajos son más exigentes en horas fríos, mientras que los arbustos más altos son más resistentes a sequías y necesitan menos horas frío. Su requerimiento de GDA es de 850 a 1300 hrs, y su fotoperiodo es de días largos y días cortos, de los cuales los últimos son esenciales en algún momento del ciclo de vida.
Planta de arándano Verde inmadura
No requieren de una estación calurosa muy larga para madurar sus frutos, éstos maduran en otoño y no necesitan luminosidad para desarrollar su colorido. Aunque el sabor y el aroma del fruto son superiores si se cultiva en áreas con noches frías en el periodo de maduración.  El factor limitante para el desarrollo de su cultivo es el viento, que ocasiona la caída de frutos y produce arañazos en éstos, por tanto habrá que emplear una cortina forestal perimetral. Además el viento perjudica el crecimiento de las plantas, especialmente cuando son pequeñas. La época de floración es la más sensible a heladas, soportando temperaturas de hasta -1°C. Y debe presentar un suelo siempre húmedo y ácido. Soporta temperaturas muy bajas (-15ºC). En cambio las temperaturas elevadas y los vientos fuertes lo matan. Lee también: Los beneficios de cultivar en hidroponia Una vez que las plantas rompen la latencia se vuelven muy sensibles a las bajas temperaturas. Para realizar una correcta elección de las variedades a plantar es necesario conocer el período de ocurrencia de heladas del sector, de tal manera que estos eventos no coincidan con el período de floración. La flor se hiela a -2 °C, pero por la superposición de estados fenológicos se considera como temperatura crítica -0,6 °C.
Las se vuelven muy sensibles a las bajas temperaturas
Veranos nublados reducen la calidad de la fruta y favorecen la propagación de hongos. Así también, veranos muy calurosos pueden concentrar la cosecha de la fruta, disminuir el sabor y su firmeza, además impedir una cosecha escalonada y oportuna. Respecto de la radiación, es preciso destacar que el exceso provocará un acortamiento del periodo de maduración de la fruta, concentrando la cosecha y promoviendo fruta de inferior calidad. Por el contrario, días con nubosidad estimulan el desarrollo de enfermedades fúngicas que afectan a la condición de la fruta y al rendimiento.

Leave a comment

View
Drag